lunes, 16 de marzo de 2020

UNA MUÑECA PARA CELIA


Aunque estemos viviendo unos días extraños, en los que están sucediendo cosas que nunca habríamos imaginado que íbamos a vivir, yo voy a intentar seguir mis rutinas, más que nada por mantener la mente distraída y evitar caer en el pesimismo y la desesperación.

He de decir que yo espero pasar estos días aprovechándolos para seguir con mis trabajos creativos. La realización de actividades creativas creo que es una de las mejores formas de afrontar esta reclusión obligada. Y si esa reclusión la vamos a compartir con niños, tenerlos con las manos y la mente ocupada va a ser nuestra salvación, sin lugar a dudas.

No me voy a enrollar más sobre este tema, que ya bastante saturación tenemos del mismo por todos lados, y voy al lío, a enseñaros lo que tengo preparado para hoy.

¿Recordáis que hace algunas semanas os había enseñado una muñeca amigurumi con varios conjuntos de ropa que hice para Adriana, una de las hijas de mi amiga Mónica? Aquí podéis recordarla.

Ya en aquella entrada os avancé que Mónica me repitió encargo, esta vez para Celia, la peque de la casa, que tuvo un auténtico “culo veo, culo quiero” cuando vio la muñeca de su hermana.

Pues por fin conseguí terminar la muñeca para Celia, que he ido haciendo a ratitos, intercalándola entre otros pedidos, y ya Celia la tiene en sus manos.

¿Queréis ver cómo quedó? Os voy a ir enseñando los modelitos que preparé para ella.

En primer lugar, y ya que para Adriana no había llegado a hacerlo, tejí un pijama con sus zapatillas, en tonos pastel celeste y rosa claro. Porque también hay que contar con que la muñeca tenga sus ratitos de descanso, ¿no os parece?



Este otro modelito lo preparé en tonos verdes, compuesto por vestido, gorro, bolso y zapatos:



El tercer modelito fue una idea que se me ocurrió así de repente: un disfraz de Minnie. Pues así resultó, con su vestido, zapatos y un gorro con grandes orejotas y un lazo:



Y para finalizar, un conjunto muy coqueto, formado por faldita, camiseta sin mangas, zapatos y una diadema para el pelo:



Por supuesto, en pedidos como estos es cuando si que no puedo evitar hacer las fotos de grupo que tanto me gustan:



¿Qué os ha parecido cómo ha quedado todo? A Celia le ha encantado. Y ahora además, va a poder aprovechar estos días de encierro para jugar con su muñeca e intercambiar con su hermana aún más vestiditos.

Espero que os sea leve esta cuarentena y por favor, quedáos en casa y no salgáis nada más que para lo estrictamente imprescindible.

Besos (desde lejos) y hasta la próxima entrada ;-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario