jueves, 15 de diciembre de 2016

PREPARANDO UN INVIERNO CALENTITO


Hace ya algunas semanas, estaba echando un ojo a las páginas que sigo por facebook y vi que Gallimelmas compartía por allí la última entrada de su blog, en la que enseñaba un gorro de crochet que se había hecho recientemente. Ella comentaba que llevaba mucho tiempo queriendo encontrar un patrón de gorro de crochet que le emocionase, porque había muchos gorros hechos de punto a dos agujas que le encantaban, pero no conseguía dar con un diseño en ganchillo que le llenase.

Y por fin encontró un modelo perfecto para hacerse un gorro para ella. Si queréis leer esta entrada en su blog, no tenéis más que pinchar aquí.

La verdad es que el gorro es precioso. Tanto que, yo que soy un poco “culo veo, culo quiero”, me enamoré de él y decidí que tenía que intentar hacer uno igual para mi.

He de confesar que normalmente no suelo usar gorros, más que nada porque tampoco vivo en una zona donde haga especialmente mucho frío. Y el caso es que ya me he hecho varios gorros de crochet desde que empecé con esta afición y puedo contar con los dedos de una mano las veces que me los he puesto.

Pero el punto que se usaba en el gorro me pareció tan bonito que quise aprender a hacerlo.

Y dicho y hecho: me compré un par de ovillos de lana gris, que es un color que pega con casi todo, y conseguí que me saliera bastante parecido al original. Así quedo mi gorro:

Gorro crochet

Gorro crochet

Gorro crochet

¿Verdad que es un punto tan bonito que es inevitable que a una se le antoje hacerlo?

Ya os contaré si llego a estrenarlo :-D


Besos y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada