jueves, 1 de diciembre de 2016

REGALO PARA UNA GANCHILLERA MUY ESPECIAL


Hoy coincide la entrada en el blog con el comienzo del mes de diciembre. Este mes en el que todos, en mayor o menor medida, nos dejamos llevar un poco por la locura de las celebraciones que se producen en estos días.

Y antes de que comience a enseñaros alguna de las cosas que estoy haciendo con motivo de las fechas navideñas, os traigo hoy un detalle que no tiene todavía nada que ver con todo esto.

La semana pasada os contaba, en la entrada del jueves, que este año me he apuntado a clases de crochet.

Pues hoy os voy a enseñar algo relacionado con estas clases. Y es que ayer celebramos, en el taller de esta semana, el cumpleaños de la “seño” Encarni.

En realidad su cumpleaños es hoy, pero ya que los miércoles es el día en que nos reunimos, aprovechamos la ocasión para darle una sorpresa.

Preparamos una merienda, en la que algunas de las compañeras llevaron algún rico dulce casero (esos son los mejores, de toda la vida… ¿a qué sí?)

Y entre todas le hicimos un regalito, porque ella se lo merece 😏

Uno de los regalos fue un detalle de esos que molan y mucho: un masaje y una sesión de manicura. Y además de esto, a una de las compis se le ocurrió que yo podía hacerle un bolso personalizado del estilo de los que ya os he enseñado tantas veces por aquí, con Ro-ro maestra como protagonista.

Así que me puse manos a la obra para pensar una Ro-ro ganchillera. No podía faltar la aguja de ganchillo, ni los ovillos de lana. Y como detalle simpático, se me ocurrió ponerle, en una de sus manos, un granny square, el típico cuadradito de crochet que solían hacer las abuelas (seguro que os suenan…)

Y con todos estos detalles, así es como resultó el bolso, personalizado con sus rasgos, para Encarni:

Bolso personalizado

Bolso personalizado

Bolso personalizado

Bolso personalizado

Bolso personalizado


Yo creo que ha quedado muy simpático. Y lo más importante de todo: a ella le encantó.

Ahora ya podrá llevar sus avíos de crochet en su bolsa creada especialmente para ella 😄.

Y por si os sirve como idea para regalar estas próximas navidades a alguna ganchillera a la que le pueda venir bien una bolsa como esta, no tenéis más que decírmelo, que yo la personalizo para que se parezca a su destinataria. No se me ocurre mejor idea para hacer un regalo exclusivo a alguien a quien queráis sorprender.

Besos y hasta la próxima entrada.



lunes, 28 de noviembre de 2016

PROBANDO NUEVOS MATERIALES


Últimamente, con esto de que, como os comenté la semana pasada, me he apuntado a clases de crochet, estoy aprovechando para darle a la aguja algo más de lo que estaba haciéndolo este tiempo atrás.

Y no sólo estoy haciendo las cosillas que se plantean en el taller, sino que estoy aprovechando para hacer cosas nuevas y probar nuevos puntos y otros materiales que no había usado hasta ahora.

Ya hace algún tiempo os enseñé algún que otro bolso que había hecho usando trapillo. Aquí podéis recordarlos.

Pero estos bolsos de trapillo tienen para mí un pequeño problema: pesan demasiado. Y yo, que soy de meter mil cosas dentro del bolso, me encontraba llevando un peso tan grande que al final nunca encontraba momento de usar uno que me hice para mi hace ya tiempo.

Pero gracias a mis compis del taller he descubierto la existencia de un tipo de trapillo mucho más ligero, que está pensado precisamente para hacer bolsos, entre otras cosas.

Así que no tuve más remedio que comprar algunos ovillos para probar qué tal funcionaba este nuevo material.

Y claro está, decidí hacerme un bolso para experimentarlo en primera persona.

Me puse manos a la obra y me he hecho un bolsito en color negro (así es más fácil poder combinarlo con la mayor parte de la ropa), en el que he empleado un tipo de punto que no había hecho nunca. Es un punto que forma como una especie de espigas verticales que, para mi gusto, es sencillo pero muy resultón.

Así es como ha quedado el bolso:

Bolso trapillo

Bolso trapillo


Y para darle una mejor terminación, lo he forrado por dentro, con un par de bolsillos incluidos, y le he puesto una cremallera:

Bolso trapillo

Bolso trapillo

Las fotos del interior no son demasiado buenas, pero siempre me ocurre que no se cómo hacerle fotos decentes a los bolsos por dentro…

¿Os ha gustado? Yo estoy encantada con él, porque no pesa casi nada. Y me ha gustado tanto que ya he comprado más trapillo ligero para hacerme algún otro bolso en otro color. En cuanto los haga (espero hacerlos…) os los enseñaré por aquí.


Besos y hasta la próxima entrada.

jueves, 24 de noviembre de 2016

PREPARÁNDONOS PARA EL INVIERNO

Parece que ya el frío se ha decidido a instalarse en nuestras vidas definitivamente. Así que en la entrada de hoy os voy a enseñar cosas calentitas y abrigadas 😊

Cuando comenzó este año el nuevo curso decidí que me iba a apuntar a clases de crochet. El año pasado se creó en el cole de mis hijos un grupo de ganchilleras, con Encarni, “la seño” a la cabeza, una mami que algún día nos tiene que contar cómo estira sus horas del día para poder hacer tantas cosas. Ella consiguió transmitir a todas las ganchilleras que se le unieron esa locura por el mundo del crochet.

En realidad yo ya tenía algunas nociones de crochet por lo que, visto desde fuera, podía parecer un poco tonto el asistir a estas clases, pero me pareció que siempre se pueden aprender nuevas cosas cuando te reúnes con otras personas con el mismo interés que tú sobre un mismo tema. Y sobre todo, porque tejer en grupo es como una terapia, que recomiendo absolutamente a todo el mundo.

Así que este curso me decidí a apuntarme y ahí estoy, formando parte de este grupo tan apañado de chicas crocheteras que nos reunimos una vez a la semana con nuestras agujas y lanas para hacer realidad todo lo que se nos va ocurriendo.

Y un día de estos, una de las mamis dijo que quería llegar a hacer un poncho para su peque tan bonito como este:



A partir de ahí se desató la locura. No os podéis imaginar cómo empezaron todas como locas a tejer ponchos en todos los colores. Y yo, que no tengo niñas, las veía con un poco de envidia hacer sus abrigados ponchos, uno tras otro.

Hasta que no me pude resistir y decidí hacer yo también uno. Y a falta de niña propia, se me ocurrió tejer uno para regalar a mi sobrina pequeña, Nadia, que en pocos días celebra su santo y me pareció que podría ser un regalo perfecto para ella.

Y ya que estaba, decidí matar dos pájaros de un tiro y aprovechar para aprender un nuevo tipo de punto de crochet que hacía tiempo que había visto y del que me había enamorado: el punto estrella. Encontré aquí la ocasión perfecta para ponerlo en práctica.

Y así es como resultó el poncho para Nadia:

Chaleco crochet

Y aunque el santo de Nadia no es hasta mediados del mes que viene, se lo di con varias semanas de antelación para que lo pudiera ir aprovechando en estos primeros días de frío.

Cuando ya mi hermana lo tuvo en sus manos, publiqué fotos del poncho en mi página de Facebook y ocurrió que se puso en contacto conmigo Pilar, clienta desde hace ya muchos años, que se interesó por el poncho para que le hiciera unos iguales para sus sobrinas.

Hace ya algunos años, Pilar me pidió otros complementos abrigaditos para sus sobrinas, unos gorros como estos que os enseñé aquí. Y en esta ocasión se le ha ocurrido regalarles esta otra prenda de abrigo.

Así que para las sobrinas de Pilar he tejido estos dos ponchos, en el mismo color que el de Nadia, que es un color que combina estupendamente con todo, para los que he empleado otro tipo de punto, un poco más sencillo:

Chaleco crochet
 
Chaleco crochet

Chaleco crochet

¿Os gusta cómo han quedado? A mi me ha encantado hacer estos tres ponchos. Tanto, que estoy en proceso de hacerme uno para mi. A ver si consigo tenerlo terminado antes de que el frío desaparezca…

Y como los ponchos tal como os los he enseñado dicen poco, termino la entrada con esta foto de Nadia luciendo el suyo. Así os hacéis una idea de lo bonito que queda:

Chaleco crochet

Espero que no os congeléis en estos días de frío. Yo mientras seguiré rodeada de lanas, a ver si así consigo no convertirme en un cubito de hielo :-D


Besos y hasta la próxima entrada.

lunes, 21 de noviembre de 2016

RO-RO BAJO EL MAR

En la entrada de hoy os voy a enseñar una nueva versión de Ro-ro que se acaba de incorporar a la familia Día tras Día 😊

Hace unas semanas, mi cuñada Inma me planteó el que ha sido mi último reto. Ella y dos amigas más querían tener un detalle con otra amiga que les iba a invitar a pasar un fin de semana en su casa. Y pensaron que regalarle algo personalizado podría resultar una bonita sorpresa para Marta, que así se llama la destinataria del detalle.

En ese momento, al oir “regalo + personalizado”, Inma pensó inmediatamente en mi, para que ideara algo que le pudiera gustar. Hablamos de la opción de camiseta o bolso y me contó algunas cosas sobre Marta.

Por ejemplo, me dijo que, aunque ella vive en Madrid, es una enamorada de la Feria de Abril de Sevilla. También me contó que le gusta bucear. Y me mandó algunas fotos de Marta haciendo buceo o vestida de flamenca, entre otras.

Con estas dos ideas, y habiéndose decidido finalmente que el regalo sería una camiseta, me enfrasqué en diseñar una versión buceadora de Ro-ro.

Y así es como quedó esta Ro-ro submarina:

Camiseta personalizada
  
Igual os resulta raro el que lleve una flor en el pelo, pero así es como he querido darle el toque flamenco al dibujo:

Camiseta personalizada

Aunque la flor la he puesto como broche, de manera que Marta pueda lucirla con la flor o sin ella, según tenga el día más o menos flamenco cuando se vaya a poner la camiseta 😃

Camiseta personalizada

¿Os ha gustado el resultado? A Inma y a sus amigas les gustó mucho y a Marta, no os podéis imaginar lo que le ha gustado su regalo. Tanto, que en breve os enseñaré una camiseta muy parecida a esta… No os cuento más…

Eso si, os dejo aquí a Marta luciendo bien orgullosa su camiseta, que en cuanto se la regalaron se la probó y me enviaron esta foto. No sabéis cómo me gusta recibir las fotos con mis camisetas (ya vuestras) puestas 😍

Camiseta personalizada

Besos y hasta la próxima entrada.



jueves, 17 de noviembre de 2016

AUTORREGALO PARA UNA MAESTRA

Allá por los meses de mayo y  junio hice muchos detalles para regalar a diferentes maestras. Y es que camisetas, bolsos, bolsas de playa, batas y lienzos se convirtieron en los productos estrella en esas fechas.

Lo normal es que estos detalles sean encargados por papis que quieren agradecer a los maestros de sus peques la labor que han desarrollado con ellos durante todo el curso escolar.

Pero en esta ocasión el pedido ha venido de parte de una maestra. Por eso lo del autorregalo del título :-D.

Silvia se puso en contacto conmigo porque quería que le hiciera una bata personalizada con sus rasgos para llevar en el cole.

Me envió una foto suya para que la tomara como referencia y me dijo que le gustaría que la representara con vaqueros y zapatillas azules y con una camiseta sport.

También me comentó la posibilidad de que la hiciera llevando un ordenador o una tablet en sus manos, así que tomé nota para incluirlo en el dibujo.

Y con todos estos detalles, así es como resultó la bata:

Regalos profes

Regalos profes

Pero aquí no quedó el autorregalo. Silvia me pidió que además le hiciera un bolso a conjunto, con el mismo dibujo de la bata.

El bolso quedó así:

Regalos profes

Regalos profes

Regalos profes

Regalos profes

Y el conjunto completo resultó de esta manera:

Regalos profes

Regalos profes

A Silvia le gustó mucho su conjunto, así que yo me quedo contenta al saber que lo lucirá todos los días en el cole.

Besos y hasta la próxima entrada.

lunes, 14 de noviembre de 2016

REGALITOS PARA BLANCA (III)

Hoy termino ya con los regalos de nacimiento para Blanca que comencé a enseñaros aquí y aquí.

Ya vísteis el conjunto de funda nórdica, cojín y cuadro personalizado con el que Blanca podrá decorar su dormitorio. Pues hoy os voy a enseñar otra serie de cosas que también servirán para poner bien bonita su habitación.

Hace mucho tiempo que quería hacer una alfombra de trapillo del estilo de las que hace Susimiu. ¿No conocéis a Susimiu? Pues aprovecho para recomendaros que os deis una vuelta por su página, porque os váis a enamorar de su trabajo.

Allí podéis encontrar el patrón de su alfombra Teo, un modelo que es una carita de oso adorable. Decidí que tenía que hacerla en algún momento desde el minuto uno en que la vi, y esta ha sido la ocasión perfecta.

No es la primera vez que hago una alfombra de trapillo. Ya había hecho una para mi sobrina Nora hace algunos años y no había vuelto a repetir experiencia. Aquí podéis recordar la alfombra que hice.

Y así es como ha quedado mi versión de la alfombra oso:

Regalo nacimiento

Regalo nacimiento

Ni de lejos llega a ser tan mona como la de Susimiu, pero creo que no ha estado mal para no tener casi ninguna experiencia con este material, ¿no os parece?

Y por último, no quería que el regalo fuese sin ningún muñequito, porque ¿qué es del dormitorio de un bebé sin ningún peluche? Me apeteció hacer dos de los modelos de Lalylala que ya había hecho en otras ocasiones, la osita Bina y la conejita Rita, pero en esta ocasión los he hecho con un hilo un poco más grueso y han resultado unos muñecos de un tamaño considerable.

Así han quedado:

Regalo nacimiento

Regalo nacimiento

Y casi se me pasaba enseñaros también la cestita de trapillo que le hice para que pueda guardar en ella, por ejemplo, todos los productos de aseo:

Regalo nacimiento


Y con todo esto ya por fin he terminado de enseñaros todos los regalitos para Blanca. 

Aquí hice una foto de grupo de casi todos los regalos:

Regalo nacimiento

Espero que os hayan gustado todos estos detallitos. Me ha encantado poder preparar todas estas cositas para la peque recién nacida ;-)

Besos y hasta la próxima entrada.


¿Os ha gustado



jueves, 10 de noviembre de 2016

REGALITOS PARA BLANCA (II)

En la entrada del pasado lunes os enseñaba una parte de los regalos de nacimiento que preparé para regalar a mi sobrina Blanca. Aquí podéis recordar el conjunto de camisetas que hice para la mami y la peque.

Hoy os voy a seguir enseñando otra parte de los regalos que le hice.

Cuando he hecho detalles de este tipo para recién nacidos, siempre me ha parecido que algo muy práctico para regalar a los papis es un juego de funda nórdica para la cuna del bebé. Es algo que van a necesitar en cuanto empiece a hacer frío y nunca me ha gustado abrigar a los peques con capas de mantas pesando sobre el bebé.

Ya os enseñé alguno de estos conjuntos para cuna aquí o aquí. En estos que hice anteriormente usé alguno de los diseños con los que suelo decorar las camisetas.

En esta ocasión se me ocurrió hacer un modelo totalmente novedoso. En primer lugar, decidí en una de las partes de la funda hacer una especie de patchwork, empleando varias telas con estampados muy dulces que me pareció que combinaban entre ellas a la perfección.

Y como en las otras fundas que ya había hecho antes, quise poner una nota de alegría con toques de tela, pintura y crochet.

Así es como quedó la funda nórdica, con su cojín a juego:

Regalo nacimiento

Regalo nacimiento

Tanto en el cojín como en la funda empleé varios mandalas de crochet. Y es que he de confesar que me encantan este tipo de creaciones geométricas, que otras veces ya he empleado para decorar camisetas. Pero en esta ocasión los he convertido en flores decorativas.


La parte trasera de la funda también está realizada con una combinación de telas, aunque aquí sólo son una lisa en color beige y una de las estampadas que he usado en la parte delantera, por lo que, si se quiere, se puede poner por esta otra cara sin ningún tipo de problema (ya sabéis de mi obsesión por hacer las cosas reversibles…):


Al igual que el cojín, que por ambas caras presenta acabados distintos:



Y para completar el conjunto decorativo para el dormitorio de Blanca, se me ocurrió hacerle un cuadrito personalizado siguiendo la misma estética, para que conformaran un todo:

Cuadro personalizado


Como véis, el cuadro lo he personalizado con el nombre de la peque, para darle un toque más entrañable y único.

¿Os gusta cómo ha resultado este conjunto? Yo creo que ha resultado muy dulce, aunque sin llegar a caer en lo cursi, ¿no os parece?

Pues con esto aún no he terminando de enseñaros los regalitos de Blanca. El próximo lunes os enseñaré la última parte, para no hacer esta entrada demasiado larga y aburrida.

Espero que os asoméis por aquí el próximo día para ver cómo termina todo esto :-D

Besos y hasta la próxima entrada.