sábado, 20 de marzo de 2010

MARCANDO LAS HORAS

Durante un tiempo, estuvimos enfrascados en la búsqueda de relojes de pared para colocar en la cocina y en el salón. Sin embargo, no terminábamos de decidirnos por ninguno, porque los que nos gustaban se iban demasiado de presupuesto o los que entraban dentro de nuestras previsiones, no terminaban de tener un diseño que nos convenciese totalmente.

Fue entonces cuando tuvimos el planteamiento: "Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma". Es decir, nos decidimos a fabricar los relojes nosotros mismos, a partir de los diseños que más atractivos nos habían resultado y con un coste mínimo.

El primer reloj que fabricamos fue el que iría en la cocina. Para hacer este reloj, me inspiré en el OJ Nomon, que siempre me ha resultado un diseño muy interesante, por resolver con los elementos mínimos y necesarios las necesidades de un reloj.

Su fabricación fue realmente sencilla y sólo fueron necesarios unos listones de madera de pino, un recipiente especiero Grundtal de Ikea, adquirido en Oportunidades, la maquinaria de un reloj y pintura en spray de color plata.

Con estos elementos, el resultado fue el que se puede ver en las fotografías.







El siguiente reloj que hemos realizado ha sido el que hemos colocado en el salón. En el proceso de búsqueda de relojes, encontré uno que me llamó especialmente la atención. Se trataba del reloj Decode Clock, diseño de Arthur Yung y Clement Cheung. Su atractivo radicaba en su diseño enigmático, que aparentemente mostraba un código oculto en las señales horarias, que finalmente resultaba no ser tal enigma, ya que todo se resolvía al pasar la aguja por cada una de las horas.





Partiendo de esta base, decidimos interpretarlo a nuestra manera, y lo primero que hicimos fue transformar los números de inglés a español. La realización de este reloj también fue de lo más sencillo. Para su construcción empleamos una bandeja Skala de Ikea , la maquinaria de un reloj Tajma de Ikea conseguido en Oportunidades, cartón negro para realizar la aguja horaria y papel pegatina transparente donde imprimir los números.

El resultado final fue el que se puede ver en las imágenes.




De esta forma ha sido como hemos conseguido tener los relojes que queríamos sin tener que desembolsar mucho dinero, que es importante en estos tiempos que corren.

11 comentarios:

  1. Cuñaílla, eres estupenda!!!!!

    Qué manitas y qué imaginación tienes.
    ¿Estás ideando algo nuevo?

    Luego nos extrañamos de que Iván sea creativo... ¿A quién habrá salido?
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Y lo gratificante que es cuando uno mismo hace las cosas y quedan bien . Gusta mucho más que cuando lo compras. Por cierto la pared de la cocina es chulísma.

    ResponderEliminar
  3. Cuando realices el próximo y ya no tengas sitio en tu casa, en la mía cabrá perfectamente.
    Bueno, eso sí, te dejaré que antes le hagas la foto para colgarlo aquí en tu blog.
    ;-)
    JC

    ResponderEliminar
  4. Yo también tengo sitio en la cocina, que el reloj que tenemos es muy bonito pero no logramos que funcione.

    Ya conoces como es mi cocina, si se te ocurre un diseño de relojito que pegue con el diseño de la cocina, ya sabes... ;)

    ResponderEliminar
  5. Como has hecho la aguja de las horas? Tienes alguna plantilla de la aguja y de los nombres de las horas? Es que no se como hacerlas....
    Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Buenas, me gusta mucho este reloj, y tengo ya el sitio pensado para ponerlo, lo unico que me falta es la fuente que has utilizado para las letras, me puedes decir cual es? es que no la encuentro
    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Pues ahora mismo no te sabría decir, porque el que las buscó fue mi marido y creo que ya ni se acuerda. Si me dices una dirección de correo, puedo mandarte las plantillas ya montadas con todos los números en archivo.

    ResponderEliminar
  8. Si me las mandas me harias un favor enorme, muchisimas gracias!

    mi correo es shiran2106@hotmail.com!

    Gracias, eres un solete!

    ResponderEliminar
  9. que cosas más bonitas haces!!! me ha encantado la idea tb del especiero para los pendientes que no se pueden colgar. Besos y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  10. qué pasada el segundo reloj¡¡¡¡
    me encanta, y lod elas agujas un puntazo¡¡¡ sigues teniendo las plantillas? Así le resultaría mucho más facil a los niños a prenderse las horas... si me las pasas te lo agradecería.( soy la compi de tu cuñailla)
    Mi correo es vallevedruna@hotmail.com
    Muchísimas gracias por tus inspiraciones

    ResponderEliminar
  11. Qué pasada el segundo reloj¡¡¡ me encanta¡¡¡ Me parece estupendo para que los niños aprendan las horas, que a algunos les cuesta tanto trabajo...
    Todavía tienes las plantillas? es que no sé cómo hacer las agujas.
    Gracias
    Si quieres , este es mi correo: vallevedruna@hotamil.com (soy la compi de tu cuñailla)

    ResponderEliminar