jueves, 31 de marzo de 2016

UNA VUELTA AL MUNDO

En la entrada de hoy os voy a enseñar una camiseta un poco distinta de las que acostumbro a hacer.

Hace relativamente poco tiempo he intentado empezar a manejarme con el dibujo digital y poco a poco voy avanzando en este camino nuevo para mi. Yo que para esto del dibujo he sido siempre muy clásica, y de mis lápices y pinturas no había quien me sacara, decidí que además de seguir caminando por esta vía, debía al menos intentar conocer nuevas técnicas con las que poder ampliar mis horizontes.

Y así es como aquí ando haciendo mis pequeños pinitos en la materia.

No hace mucho, para practicar un poco todo esto, hice un dibujo muy sencillo, pero que me gustó como base para una camiseta.

Este fue el dibujo que hice, con un pájaro de inspiración “origami”:



A mis hijos les gustó la idea y me dijeron que ellos querían que les hiciera una camiseta de ese estilo. Pero que ellos tenían que ser los que me fueran diciendo cómo hacerla. Así que se me ocurrió decirle a Abel, el peque de la casa, que como se encontraba próxima la celebración de su santo, que podía hacerle la camiseta como regalo para ese día.

Entre los dos estuvimos viendo distintas posibilidades de animales tipo origami (técnica que, dicho sea de paso, le encanta a él trabajar…). Finalmente se decidió por una figura de un zorro.

El siguiente paso fue elegir los colores de cada una de las partes que formaban el zorro. Ahí teníais que verme a mí con toda mi santa paciencia haciéndole una prueba tras otra hasta conseguir dar con el color definitivo que le gustase. Esto lo repetimos para cada una de las partes del zorro. Más que valor tengo yo cuando decido decirles que participen ellos en el diseño :-D

A continuación tocaba definir el fondo. Aquí él lo tuvo claro desde el primer momento: quería que fuese sobre un círculo que simulase el globo terráqueo.

Y por último, me dijo que le gustaría que le añadiera un texto, al igual que había hecho con el dibujo del pájaro.

No penséis que esto fue fácil… Además de pensar el texto que quería que le pusiera, tuvimos que probar distintas tipografías hasta dar con la definitiva. ¿Estoy creando unos monstruos o es sólo imaginación mía…?

Pues con todo esto, el dibujo quedo ya de forma definitiva así:


Y por último, ya sólo quedó plasmarlo sobre camiseta. Mediante la técnica del transfer sobre tela, hice esta aplicación, que fue sobre la camiseta:




¿Os ha gustado? No tiene nada que ver con lo que acostumbro a enseñaros por aquí.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, Abel tuvo su regalo a tiempo el mismo día de su santo. Para él la sorpresa fue verlo sobre la camiseta, ya que el dibujo en el ordenador sí que lo había visto terminado. Pero le encantó eso de poder lucir una camiseta sabiendo que había sido hecha por su madre y con un diseño en el que él había sido el protagonista. Ahí lo hemos tenido que durante 3 días no ha querido ponerse otra cosa que no fuese su camiseta :-D

Supongo que en breve tendré que pasar por lo mismo con otro diseño similar para mi hijo Iván. A ver si con él resulta más fácil…

Besos y hasta la próxima entrada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada