jueves, 22 de septiembre de 2016

REINVENTANDO LA ARQUITECTURA (XII): DINARA KASKO

Hoy he decidido retomar esta sección (aunque sea sólo de forma puntual) que comencé hace ahora justamente 3 añitos, en septiembre de 2013, en la que os fui presentando cada semana un arquitecto que, por una causa o por otra, habían derivado su vertiente artística hacia otros derroteros diferentes de la creación arquitectónica.

Era una forma de mostrar cómo el arquitecto es de por si un ser creativo que es capaz de plasmar toda esa creatividad que lleva dentro en ámbitos muy diversos.

En las anteriores entradas que hice de esta sección predominaron las arquitectas (en femenino) dedicadas a la artesanía.

Pero hoy os traigo el trabajo de otra chica que ha decidido dejar su huella en otro ámbito también especialmente creativo: el de la repostería.

Lo cierto es que esta sección ya la tenía un tanto abandonada, ya que la idea original era enseñar el trabajo de arquitectos que conociera personalmente o en su defecto, que fuesen personas con las que hubiera tenido algún tipo de relación aunque sólo fuese “online”.

Pero hace un par de días, por pura casualidad, di con el perfil de Instagram de Dinara Kasko, joven arquitecta ucraniana y gran artista de la que hoy vengo a hablaros.

Dinara Kasko

Vi unas imágenes de uno de sus trabajos y me parecieron auténticas maquetas de proyectos arquitectónicos. Y después fue cuando descubrí que, efectivamente, su formación había sido en este campo. No podía negarse la evidencia :-D

Me quedé embobada viendo las imágenes de sus creaciones, incluso algún vídeo en el que se le ve trabajando la técnica que tan bien domina.

Se trata de un concepto que mezcla la arquitectura con la repostería. Y es que cada uno de sus postres tiene un trabajo previo de diseño que creo que sólo es capaz de hacer alguien que venga del mundo de la arquitectura. No digo que sea mejor ni peor, simplemente es una forma de trabajar que no creo que lleven a cabo normalmente otros reposteros.

Aquí podemos ver cómo sus obras comienzan con un boceto a mano sobre papel:


El siguiente paso, una vez definida la idea, es diseñar las formas de la manera más exacta posible. Y así es como hace sus diseños con programas de ordenador, donde crea las formas en 3D.

A partir de aquí, con impresora 3D, se crea sus propios moldes de silicona con los que poder lograr esa formas tan perfectas que consigue en sus dulces:



Y los postres en si son un auténtico espectáculo en cuanto a diseño minimalista y ejecución de la obra. Son pasteles pensados en alzado, pero sobre todo en sección. Esos cortes que consigue son otra obra de arte del diseño, pensado absolutamente desde el comienzo de todo el proceso creativo.

Aquí os dejo con varios ejemplos de sus creaciones, vistas tanto en alzado como en sección, para que entendáis por qué me he quedado tan maravillada con esta artista de la repostería:



























Muchas de estas creaciones están inspiradas en la obra del pintor ruso Vasily Kandinski. Aquí podemos ver un cuadro de este artista en la primera foto y la interpretación que Dinara ha hecho en versión repostera en las dos fotos siguientes. Simplemente espectacular:








Me ha resultado complicadísimo elegir sólo algunas imágenes, porque son todas espectaculares.

A todo esto, hay que sumar que las fotografías que realiza de sus creaciones son otra auténtica obra de arte. Sólo ella, como creadora, es capaz de sacar el máximo partido a cada pieza y a cada detalle.

Y vista la calidad del diseño del producto y la forma de presentarlo en sus fotografías, no me quiero imaginar cómo deben estar de sabor, que al fin y al cabo es lo que se pretende conseguir principalmente en un elemento comestible :-D

Espero que os haya gustado el trabajo de Dinara Kasko. Yo aún estoy en estado de shock ante tanta perfección…

Por si queréis seguir su trabajo, podéis visitar su perfil en Instagram. No os defraudará, seguro.

Besos y hasta la próxima entrada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada