viernes, 2 de enero de 2015

AÑO NUEVO, PROYECTOS NUEVOS

Aunque esta entrada debería haberla hecho ayer, para seguir con la rutina de publicar los jueves, supongo que sabréis perdonarme el día de retraso, ya que ayer estuvimos de celebración familiar con comilona incluida ;-)

¿Qué tal ha sido vuestra entrada en el nuevo año? Espero que haya sido estupenda para todos. Y seguro que todos nos hemos hecho serios propósitos de mejorar muchas cosas.

Yo, en principio, me he planteado como uno de mis propósitos para el nuevo año el continuar con la publicación de entradas en el blog los lunes y jueves, como venía haciendo durante los últimos meses. Así que espero poder cumplirlo igual que he estado haciendo hasta ahora.

En esta entrada de hoy os quería enseñar un detallito que hice para regalar a mi hermana, que en muy muy poquito va a ser mami de nuevo. Además, pueden ser un símbolo del nuevo año que comienza y de la nueva vida que llegará en breve: se trata de unos zapatitos de bebé, que pueden representar los zapatos que nos servirán para realizar nuestro camino en este nuevo año.

He de decir que este modelo de zapatos no ha sido, ni mucho menos, diseño mío. Hace muy poquitas semanas descubrí, de forma casual, el trabajo de una artesana de esas que te dejan absolutamente embelesadas con su trabajo. Me encantó descubrir su trabajo tan delicado y tan bien ejecutado. Para que podáis juzgar por vosotros mismos, os dejo el enlace a la web de esta gran artista llamada Txell Lagresa (pinchad sobre el nombre y os dirigirá a su página).

Son muchos los productos que realiza, pero sobre todo me dejaron con la boca abierta unos zapatitos de bebé que combinaban fieltro con unas telas de estampados ideales.

Decidme si habéis quedado igual de enamoradas con su trabajo. Aquí os dejo una muestra de  algunos de sus zapatos y de sus bolsos, otro de los artículos que me tienen totalmente enganchada:











Y al ver su trabajo, no pude resistirme a intentar hacer unos zapatitos en ese estilo para mi futura sobrina Nadia.

Aquí os dejo algunas fotos de mis zapatitos:




Por supuesto, mis zapatitos no tienen ni punto de comparación con los que ella hace, que son de una perfección que quita el hipo. Pero para ser la primera vez que los hacía y teniendo en cuenta que mi relación con la máquina de coser aún no es del todo cordial, creo que han quedado bastante aceptables, ¿no os parece?

Mi hermana no se esperaba que le hiciera nada así para la futura peque y se que ha quedado encantadísima con el detallito.

Y ya que hemos comenzado el año con cosas nuevas, espero poder seguir enseñando muchas más novedades a lo largo de estos 365 días que tenemos por delante ;-)

Besos y hasta la próxima entrada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario