jueves, 22 de enero de 2015

EXPERIMENTANDO CON LANA

Hoy vengo de nuevo a enseñaros otro de los regalos que hice estas Navidades pasadas.

En esta ocasión se trata del regalo que hice para otra de mis cuñadas. No tenía muy claro qué hacerle, pero lo que si sabía es que fuese lo que fuese tenía que ser algo que abrigase, ya que ella siempre tiene frío ;-)

En uno de los grupos que sigo en Facebook, vi que se había desatado la locura colectiva de hacer unos cuellos de lana en forma de pico que la verdad es que resultaban muy ponibles. El problema es que estaban hechos de punto a dos agujas y yo no paso de hacer el punto del derecho y del revés en forma de bufanda muy larga y además hacía ya mucho tiempo que no hacía nada de punto. Pero vi un vídeo con el tutorial y no me pareció nada difícil, así que me animé con ello.

Busqué una lana que fuese de un color discreto y de textura suave y que abrigase bien y esto fue lo que resultó de mi experimento:




Para ser lo primero que hacía en punto después de tantísimos años, creo que no me ha salido demasiado mal ;-)

Y a mi cuñada creo que si que le gustó y además pasó toda la tarde con el cuello bien calentito.

El próximo día os seguiré enseñando más regalos, que esto va a dar mucho de si…


Besos y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada