lunes, 16 de noviembre de 2015

HOY VENGO A HABLAROS DE… KININA

Vamos, poquito a poco, haciendo crecer esta sección, en la que pretendo daros a conocer cada lunes aquellas páginas que me resultan interesantes por la belleza que transmiten a través de su trabajo.

En esta ocasión el turno es de Kinina, marca en la que la única responsable de todo lo que a continuación os voy a enseñar es Inés, una chica que vive en el Aljarafe sevillano, mamá de 3 peques (sus 3 cerditos, como ella los llama) y que derrocha simpatía y vitalidad por todos lados.


kinina

Así es como ella misma se define:

“Kinina es una marca de complementos y pequeños textiles realizados a mano con materiales de primera calidad traídos de todo el mundo.

“De alguna manera, Kinina es el resultado de volver a mi infancia y quedarme embobada viendo a mi abuela cosiendo y contando historias rodeada de objetos de todo el mundo que mi abuelo traía de sus viajes en barco.

A Inés tuve la suerte de conocerla en persona hace muy poquitos días, ya que las dos estuvimos impartiendo una charla sobre artesanía para aquellos que quieren iniciarse en este mundillo, aunque hace varios meses que yo seguía su trabajo.

Una de las cosas que me llamó la atención de Kinina es su versatilidad. Son muchos los campos en los que desarrolla su trabajo. Inés es una persona inquieta a la que le gusta estar continuamente aprendiendo nuevas técnicas y como buena profesional que es, en cada cosa que le atrae, lo primero que hace es formarse para poder alcanzar lo mejor de ella misma.

Es importante destacar que su formación académica ha sido como restauradora, por lo que todo este conocimiento y sensibilidad que ya posee lo vuelca en cada una de las piezas que fabrica.

Y para no aburriros con mucha historia, voy a comenzar a enseñaros parte de su trabajo, para que disfrutéis viendo cosas bonitas ;-).

Bajo el nombre de “Vengo de Japón”, Inés nos enseña una colección de artículos realizados con preciosas telas procedentes desde el país nipón. Aquí podemos encontrarnos pendientes, horquillas para el pelo, anillos o colgantes con una estética minimalista, en la que la sencillez es su principal característica.






También podemos descubrir su trabajo realizado con textiles, igualmente con estampados japoneses, que se convierten en bolsos, neceseres, mochilas, agendas… Me encantó descubrir sus modelos de bolsos reversibles y que se transforman en mochilas. Ya sabéis mi debilidad por las cosas que se transforman para permitir distintos usos :-D















Entre las piezas de Kinina también podemos encontrar elementos de joyería, diseños con monturas de metal chapadas en oro, plata o rodio y piedras semipreciosas.

Son realmente preciosos, especialmente por la sencillez de su diseño:












Y hasta aquí, este tipo de artículos que os he enseñado, podemos encontrarlos en distintas marcas, cada una con su peculiaridad, personalidad y diseño propio, pero el mismo tipo de piezas (pendientes, bolsos, complementos para el pelo…). Pero lo que os voy a enseñar ahora, si que os puedo decir que es algo original y diferente. Y aquí sí que se pone de manifiesto claramente la formación de Inés en su condición de restauradora. Aquí la Historia viene a hacernos una visita.

Os enseño estas piezas que Inés realiza para tiendas de varios museos, principalmente de temática romana. Son realmente espectaculares y curiosas:









Y para terminar, os dejo con esta muestra de cómo van presentados los artículos cuando se reciben, con el pececillo de su marca como protagonista. Vuelvo a decirlo: ¡sencillo pero tremendamente resultón!







¿Qué os ha parecido el mundo Kinina? ¿Os habéis declarado ya fans de ella como lo soy yo? Pues si queréis seguirla y no perderos ni un detalle de lo que hace, podéis hacerlo a través de su web y su página en Facebook


La próxima semana os traeré a otra artista que estoy segura de que os va a enamorar igualmente…

Besos y hasta la próxima entrada





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada